Comprometidos con la calidad

Una cooperativa que apuesta por el futuro y está en constante desarrollo y expansión.

JoshuaTree.jpg
 

Los inicios

En una época de fuerte crisis citrícola, en 1964, surge la necesidad, entre los agricultores de Alquerías del Niño Perdido, de agruparse para defender sus intereses en común. A partir de ese año y hasta 1989 nacen tres cooperativas independientes: Cosanja, Coexport y Niño Export.


La unión

A partir de 1996 se inicia un proceso de fusión de las tres cooperativas, toda ellas empresas de tipo mediano, que contemplan la problemática de la permanencia en el futuro. En octubre de ese mismo año se constituye Agroal Coop. V. Esta fusión apuesta por el futuro y las nuevas generaciones de agricultores creando un dispositivo de trabajo definitivo y fructífero que asegura la continuidad de esta sociedad.


El futuro

Gracias a nuestra masa social de más de 900 socios, con una aportación de 12.000 hanegadas, conseguimos dar ocupación en campaña de recolección y comercialización a más de 500 empleados diarios.

Estamos preparados para afrontar el reto de nuestro día a día. Haciendo frente a los excedentes de producción con las nuevas plantaciones y con variedades de clase, miramos al futuro con optimismo. La excelente calidad de nuestras Clementinas, así como nuestras nuevas variedades como Clemenvillas, Hernandinas o Fortunas, son una garantía de éxito y prestigio. Los nuevos sitemas de manipulado y confección dotados de nueva tecnología, han optimizado todo el proceso de comercialización de nuestras naranjas y mandarinas.

En Agroal seguimos apostando por el compromiso cooperativo y seguimos fomentando la cultura agrícola, en una lucha continúa llevada con ilusión, optimismo, voluntad y nuestra pasión por el sector agrario.